Audífonos: abiertos, cerrados, in ear, on ear y over ear

  • por

La última entrada que escribí, fue en referencia a todos los audífonos in ear que había comprado a lo largo de casi 20 años, en esa entrada recibí comentarios acerca de como eleegir auriculares, que factores tomar en cuenta, y en fin que trataba mucho en dudas acerca de temas más específicos, como son. La construcción y el tipo de audífonos existentes.

Para ilustrar esto, realice el siguiente video:

Ahora que, si no les gustan mis videos, pues les sigo platicando de forma escrita.

Audífonos por su construcción

Mi primera forma de ver los audífonos es por su construcción, es decir, si son Abiertos o Cerrados, esta clasificación es muy simple, un audífono abierto, es aquel que permite la libre entrada y salida de aire hacia el exterior. . . en términos terrenales, es aquel con el que todo mundo escucha lo que uno disfruta. . . si como las canciones de Reguetón que no querías que nadie se enterara que te gustan, esos, y en fin que permiten el libre flujo de aire.

Yo en mi colección tengo tres, unos clásicos in-ear Sony MDR-W08 de diadema, de 1998, unos Panasonic igual de diadema, pero «On-Ear» y. . .Sí, sin modelo y unos muy modernos y atractivos Sennheiser HD 599.

Mis audífonos abiertos

Bueno, y,¿qué puedo decir de ellos? Pues que definitivamente los tres son una buena elección.

pro’s

  1. Tienen una escena musical amplia y definida
  2. Son más claros definiendo frecuencias
  3. perfectos para ver la televisión
  4. Fieles y precisos

contras

  1. Todo mundo escucha lo que tu estas escuchando
  2. No son definitivamente para «Bass heads»
  3. No son fáciles de traer en el transporte público, en especial los Sennheiser y sus bellas copas de terciopelo, que en la calle se van llenando de sudor y hacen un caldo poco agradable – En serio, no les miento
  4. Suelen ser más caros, en especial los de cierta calidad
  5. Su diseño no está pensado para sacarlos a la calle, como pueden ver, ninguno es plegable, bueno, los pequeños si están diseñados para la calle, pero, son de 1990. . .

 

 

Audífonos cerrados

Los audífonos cerrados, como su nombre lo indica, están «Cerrados» o «aislados» del exterior, ya sea por barreras físicas, o con medios electrónicos (Cancelación Activa de Ruido) yo, en lo personal no soy fan de la ANC y no hablaré de ella, más para decir que funciona «bien» y hasta ahí.

Los audífonos cerrados son verdaderamente útiles para la calle, nadie se entera de que escuchas, ni no te enteras de nada que esté pasando a tu alrededor, y es su principal ventaja, yo tengo principalmente dos, unos in ear pequeñitos y unos on ear medianos, los in ear son extremadamente cómodos y no representan estorbo alguno!!! los carga uno en su práctico estuche en la bolsa del pantalon y olvídemonos de que estorben, en fin también tienen diferentes tamaños de puntas para evitar que lastimen o no creen el sello determinado.

 

Kef M100 ¡¡¡una maravilla!!

Pros y contras de los audífonos cerrados

  1. Nadie se entera de lo que escuchas
  2. Los bajos suelen ser mejores, pues se forma una caja «reflex» eficiente
  3. No te enteras de lo que sucede a tu alrededor
  4. Suele haber mayor variedad
  5. Tienen sellos de diferentes tamaños

Contras

  1. No escuchas el entorno. Si, esto puede ser muuuy peligros, fijate muy bien a tu alrededor al usar este tipo de audífono en la calle
  2. Suelen tener menor escena musical, aunque he probado auriculares cerrados que son realmente ricos en viveza y escena musical
  3. El audio suele «colorearse de más» si, las frecuencias bajas y altas suelen estar un tanto infladas

 

Kef M500, si, son mis favoritos

Audífonos por tamaños o formas

Aquí todo se divide en tres:

  1. In ear. Son los más pequeños, tienen la ventaja de ser sumamente portátiles y prácticos, su principal desventaja también está ligada a su tamaño, mas si no tienen cable, se pueden perder fácilmente, la calidad de sonido es muy buena, y no la limita ni su tamaño, ni el número de drivers que incorpore, puede haber audífonos de 8 drivers que suenen muy mal y otros de uno solo que suenen de manera excelente tienen la desventaja de no funcionar en personas con discapacidad en las orejas.
  2. On ear. Son audífonos que se posan sobre la oreja, tienen la ventaja que los drivers son más grandes y reproducen mejor las frecuencias bajas, son muy cómodos para viajar con ellos y suelen venderse con estuches ideales para ser transportados en bolsas de viaje o mochilas. Su desventaja principal es que pueden fatigar al usuario con la presión sobre las orejas.
  3. Over ear. Estos van alrededor de la oreja son muy comodos y fatigan menos que los on ear, también es obvia la ventaja en cuanto al tamaño de sus drivers, su principal desventaja es que son muy grandes y no están diseñados para ser transportados en el metro o el autobús, o, que pueden ser muy pesados.

 

Conclusiones

La conclusión a todo esto, es que, a mí parecer, lo primero es que no todos los audífonos sirven para los mismos momentos, los audífonos pequeñitos son cómodos para la calle, para hacer ejercicio, para los músicos cuando están en vivo, o grabando, los on ear son excelentes para viajar, en especial sis on cerrados, no estorban y son cómodos, y los over son grandiosos en casa, disfrutar tu música favorita sin ser molestado y sin molestar al vecino quejumbroso.

Por otra parte, los audífonos cerrados, proveen privacidad en todo sentido, y unos bajos de «miedo» así que en la calle cerrados por favor, y los abiertos igualmente te van a dejar disfrutar de tu música como si estuvieras en la sala de conciertos ubicando cada instrumento sin moverte de la sala de tu casa, en fin que espero te haya sido de utilidad todo esto y que lo compartas con tus amigos si te gustó o con tus enemigos si es que no te agradó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.