Mis audífonos, abiertos, cerrados, in ear, on ear y over ear

  • por

La última entrada que escribí, fue en referencia a todos los audífonos in ear que había comprado a lo largo de casi 20 años, en esa entrada recibí comentarios acerca de como eleegir auriculares, que factores tomar en cuenta, y en fin que trataba mucho en dudas acerca de temas más específicos, como son. La construcción y el tipo de audífonos existentes.

Para ilustrar esto, realice el siguiente video:

Ahora que, si no les gustan mis videos, pues les sigo platicando de forma escrita.

Audífonos por su construcción

Mi primera forma de ver los audífonos es por su construcción, es decir, si son Abiertos o Cerrados, esta clasificación es muy simple, un audífono abierto, es aquel que permite la libre entrada y salida de aire hacia el exterior. . . en términos terrenales, es aquel con el que todo mundo escucha lo que uno disfruta. . . si como las canciones de Reguetón que no querías que nadie se enterara que te gustan, esos, y en fin que permiten el libre flujo de aire.

Yo en mi colección tengo tres, unos clásicos in-ear Sony MDR-W08 de diadema, de 1998, unos Panasonic igual de diadema, pero «On-Ear» y. . .Sí, sin modelo y unos muy modernos y atractivos Sennheiser HD 599.

Mis audífonos abiertos

Bueno, y,¿qué puedo decir de ellos? Pues que definitivamente los tres son una buena elección.

pro’s

  1. Tienen una escena musical amplia y definida
  2. Son más claros definiendo frecuencias
  3. perfectos para ver la televisión
  4. Fieles y precisos

contras

  1. Todo mundo escucha lo que tu estas escuchando
  2. No son definitivamente para «Bass heads»
  3. No son fáciles de traer en el transporte público, en especial los Sennheiser y sus bellas copas de terciopelo, que en la calle se van llenando de sudor y hacen un caldo poco agradable – En serio, no les miento
  4. Suelen ser más caros, en especial los de cierta calidad
  5. Su diseño no está pensado para sacarlos a la calle, como pueden ver, ninguno es plegable, bueno, los pequeños si están diseñados para la calle, pero, son de 1990. . .

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.